miércoles, 23 de abril de 2008

¿Cuánto vale un peso argentino?


El peso es la moneda argentina, el instrumento económico y destino del país. En los años 90 estuvo dolarizado, con lo que un peso no valía un peso, sino un dolar, hasta que el corralito destruyó esta gran ilusión. Ahora es todo lo contrario, cuanto más devaluado está el peso, coincide la opinión general, mejor le irá a todos: más ingresos por exportaciones, más impuestos a recaudar, más turistas en el país... Con un pequeño inconveniente que es la inflación, qué nadie sabe de cierto a cuánto llega ya, pero todos las notamos.

Pero, ¿cuánto vale un peso? Inocente de mí, si me hubiesen preguntado cuando llegué a Buenos Aires cuánto vale un peso, habría contestado, un peso. Eso sí habría pensado que la pregunta tenía trampa, pero nunca me la hubiese imaginado. Un peso en Argentina vale mucho más de un peso, debido un proceso extraño de falta de monedas a causa de que para viajar en autobús público los billetes se compran con monedas. Es algo así como si un euro, valiese dos euros.

Valor del peso y sistema de transporte en colectivo están estrechamente ligados. Las monedas son billetes de autobús, el pasaporte al trabajo, a la universidad, a la escuela o a cualquier parte de la ciudad. Sin monedas no te dejan viajar en colectivo y es imposible en el transporte por colectivos pagar con billetes. No hay abonos mensuales, ni tampoco bonos de 5 o 10 viajes. Así que sin monedas no se viaja en colectivo. Y es aqui dónde se inician todos los problemas del peso: los bancos no están interesados en distribuir monedas; surgen negocios innovatios pero fraudulentos que acopian monedas y luego las revenden con un sobrecargo del 5 al 10 %; en el kiosco prefieren ganar 20 céntimos menos a devolverte 80 céntimos en monedas; la gente hace colas de varias horas en el banco por conseguir unos pocos pesos en monedas. Inlcuso en el centro de la ciudad leía hay un lugar donde si llevas 50 pesos en monedas te regalan un pancho (hot dog) y una bebida.

¿Cuál es el coste para la economía? No lo sé, pero me imagino que si sumamos las 2 o 3 horas perdidas en el banco por muchos argentinos, los 10-20 céntimos que el propietario del kiosko de prensa deja de ganar muchos día, el 5-10% de recargo al negocio de reventa de monedas y la gente que se quede sin viajar por no tener monedas, el coste es alto, muy alto. Un peso vale casi dos pesos.

¿Soluciones adoptadas para el problema? Imprimir más monedas y en algunas paradas de bus (muy pocas) que haya alguna persona a quién comprar comprar con billetes el pase al colectivo.

Por cierto, se me olvidaba, el transporte es un servicio público, y como tal en Buenos Aires está subvencionado en torno al 40-50%. Un billete de bus cuesta unos 20 céntimos de euro. Es económico fácil, pero nada fácil: todo dependerá de si has tenido suerte de conseguir un peso a lo largo del día.

El otro día iba por la calle y una persona me pidió una moneda, le miré con compasión. Pedir una moneda, se había convertido en algo muy duro en Buenos Aires.

3 comentarios:

Rocío dijo...

llevo intentando escribiros raúl años, en serio, pero resulta que al volver ando mucho más liada que cuando estaba en francia!

eso es debido como ves a que mi gente me trata de lujo y me saca y me lleva como ves en aquel domingo en el que estuvimos todos menos vosotros dos...

hablamos aquella tarde incluso de escaparnos a veros allí, pero los dineros no dan para mucho y sabéis que hay que planificar las cosas mucho y remucho...o a lo mejor no. a lo mejor lo que nos falta es empuje para hacer las cosas y dejarnos de tanto pensar, carajo...

me alegra ver que seguís poniendo cositas muy interesantes en el blog, que me encantaría poder seguir de mucho más cerca. hay días en los que voy tan deprisa que da miedo la vida.

me acordé de vosotros pero qué mucho porque ví lo de los "malos aires". espero que estéis bien y que os cuidéis..

se avecina la fiesta del olivo y tú allí preparando el otoño..qué raro es el mundo a ratos verdad?

en fin, que os mando un beso bien fuerte y que os escribiré y sobre todo, leeré con calma en una noche de esas en las que no puedo dormir.

besos desde el hemisferio norte! cuidaos! bacci a tutti

alcabanzo dijo...

Ja ja ja. Un peso vale ORO en Buenos Aires. Estuve de vacaciones en verano, y me gustó tanto Argentina que me voy a a estudiar allá... llegaré por el puerto con una mano adelante y otra atrás... y sí, efectivamente no se consigue una bendita moneda para tomar el colectivo... ni en los bancos!!! Eso fue lo único que no me gustó...

ads dijo...

Y no se pueden comprar cosas más baratas con billetes para que te den cambio?

A veces, parece que la economía argentina la gestiona Homer Simpson